28 octubre, 2020

Boca – River: en tres meses pueden tener de cero a… ¡cuatro superclásicos!

Entre noviembre y enero hay chances de que se crucen por Libertadores, Copa Argentina y Liga Profesional. Desde 1926 no pasan un año sin jugar entre sí.

Debido a la pandemia de coronavirus que trastocó los planes del mundo entero, Boca y River no se han enfrentado en todo el 2020. Sin embargo, ante el inminente reinicio de los torneos nacionales y el desarrollo de la Copa Libertadores, entre noviembre y enero podrían protagonizar hasta cuatro enfrentamientos.

En el plano internacional podrían verse las caras a partir de octavos de final, si es que el Millonario termina en el segundo puesto de su zona (el Xeneize ya se aseguró el 1º). Allí podrían quedar emparejados en el sorteo, mientras que de cuartos en adelante ya dependerán de las llaves conformadas. Esto supondría un cruce de ida y vuelta a excepción de la final.

En el ámbito doméstico, en cambio, tienen chances de medirse en la Copa de la Liga Profesional desde la segunda fase o en alguna de las definiciones, mientras que la Copa Argentina también puede ofrecer un Superclásico entre los 16 mejores de acuerdo a cómo quedaron posicionados en el cuadro.

Para que se produzca esto último, algo inédito en la competición, River debería ganarle a Defensores de Pronunciamiento y al vencedor de Atlético Tucumán-Comunicaciones, mientras que Boca tendría que hacer lo propio ante Claypole y el triunfador de Defensores de Belgrano-Almirante Brown.

1926, EL ÚLTIMO AÑO SIN UN SUPERCLÁSICO

Por diferentes disputas políticas, en 1919 se creó la Asociación Amateurs de Football, disidente de la Asociación Argentina de Football. El Millonario pasó al primer bando junto a Independiente, Racing y San Lorenzo, mientras que el Xeneize quedó del otro lado. En el medio, en 1923, los de rojo y blanco dejaron el barrio de La Boca para mudarse a Palermo.

Boca y River, atentos: en tres meses pueden tener de cero a... ¡cuatro superclásicos!

Finalmente, a fines de 1926 se reunificó el panorama y volvieron a verse las caras el 4 de diciembre de 1927, cuando el Xeneize se impuso por 1-0 con gol de Roberto Cherro. Al año siguiente, el 23/12/1928, llegó la mayor goleada de la historia con un contundente 6-0 para los de azul y oro en su vieja casa, previa a La Bombonera.