26 septiembre, 2020

Celos: «Perfil del Celoso»

Los celos son reacciones emocionales como respuesta al miedo de perder algo que se supone nos pertenece. Esta definición nos hace pensar que tan cerca del amor se encuentran los celos.
Claramente en la vereda del frente, puesto que el amar implica entender a la pareja como una persona con sus propios intereses, objetivos, deseos, proyectos personales y laborales, así también capaz de elegir, además, un vínculo común, un proyecto de pareja.
Los celos, sin embargo, refieren al otro como un “objeto” de posesión, algo que me pertenece por lo tanto debo preservar a como dé lugar.
Los celos son patológicos cuando identificamos dos características claves:
Pensamientos intrusivos, es decir, la persona no puede controlar los pensamientos en donde la idea básica esta en que el ser amado lo traiciona.
Conductas comprobatorias, implica poner a prueba lo que el otro dice, evaluar, investigar en redes o personalmente, sacar “verdad a mentira”, sin embargo, es incapaz de admitir que los pensamientos sean equivocados. Es decir, independientemente de lo que suceda en la realidad. La creencia en que la pareja es infiel es una certeza para el celoso.
Ahora bien, si hacemos un análisis de la reacción o respuesta que implementa una persona celosa, podemos identificar:
En lo Cognitivo, pensamientos intrusivos sobre la infidelidad, lo que conlleva a procesar la información del medio de manera arbitraria, generando alteración de la percepción. Solo captara del ambiente, aquello que le permita sostener su creencia de que lo engañan.
En lo Conductual, aparecen conductas de supervisión permanente o de control (ejemplo de ello es tener acceso a cuentas de redes sociales de la pareja, revisión de whatsapp, llamadas, mensajes, entre otros) así también juicios negativos entorno al ser amado.
En el aspecto Emocional, podemos visualizar trastornos de ansiedad, depresión, explosiones de ira. Etc.
Si estas en pareja y visualizas estas características recorda que necesitas ayuda de un profesional de la salud mental, puesto que “ser celoso” no es una experiencia placentera, muy por el contrario, genera sentimientos de desvalorización, angustia, entre otras reacciones. Así también, “ser celado” por una pareja, también conlleva sufrimiento, sensación de ahogo, de insuficiencia al no poder demostrar que se dice la verdad y siempre es interpretado de manera negativa por el otro.
Una pareja sana, es aquella que puede decidir autónomamente, en donde ambos pueden crecer personal y profesionalmente, desarrollando lazos de unión por elección permanente y mutua de permanecer juntos.

Lic. En psicología
Giuliana C. Causarano