26 septiembre, 2020

151 trabajadores de Ledesma tienen Coronavirus: Las medidas tomadas

Ledesma continúa sumando nuevas medidas para mitigar la expansión del Covid-19 dentro y fuera de la empresa.

Con el fin de reforzar el cuidado de los trabajadores, la empresa decidió habilitar un consultorio específico para atender cuadros respiratorios y dar altas. Allí, dos médicos contratados por Ledesma atienden de lunes a viernes por la tarde, y los sábados a la mañana. Además, a partir del jueves 13 habrá una ambulancia disponible las 24 horas con un enfermero y un médico a disposición para casos que necesiten asistencia de emergencia.

A estas medidas se suma un nuevo sistema de seguimiento periódico de casos a través de telemedicina (ECCO) para casos confirmados, y para aquellos que presenten síntomas y estén a la espera del test PCR. La empresa también entregará insumos de internación domiciliaria para casos positivos, de manera que cada trabajador pueda controlar su propia temperatura y su grado de oxigenación en sangre.

Durante el fin de semana, la empresa llevó a cabo la sexta reunión con el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL) y el Ministerio de Trabajo de Jujuy. Una de las propuestas de Ledesma para trabajar junto a los delegados gremiales es el trabajo conjunto para el cumplimiento y optimización de todos los protocolos vigentes en cada sector productivo.

En cada área de la empresa, hay un referente de Salud Ocupacional designado para recibir las consultas y solicitudes relacionadas con COVID de parte de los trabajadores. Ese referente también debe monitorear a diario la información de cada persona aislada, e identificar las personas que requieran seguimiento médico y las próximas a reincorporarse para solicitar que sean contactadas por un médico, el cual debe corroborar su estado de salud y, en caso de que se requiera, dar el alta.
Estado de situación.

Al día de la fecha, se registran 276 casos positivos entre los empleados de Ledesma en Jujuy. De ellos, 125 ya se recuperaron y tienen el alta médica. Es importante reiterar que ante síntomas sospechosos, por más leves que sean, el trabajador debe informarlo a Medicina Laboral de Ledesma y quedarse en su casa.

La empresa reforzó su servicio de atención telefónica para los trabajadores en el interno 9745, y en la primera semana de agosto atendió más de 330 llamados. Allí un equipo de 4 enfermeras, una médica y 2 asistentes sociales indica a los empleados cómo actuar frente a síntomas o contacto estrecho con casos positivos. Además, si el caso presenta al menos sospechas firmes de contagio, se activa la notificación al COE provincial y un servicio de asistencia psicológica que la empresa pone a disposición del paciente y también de sus familiares. La persona aislada no debe reincorporarse al trabajo hasta que no reciba el alta médica de Salud Ocupacional o el servicio de telemedicina.

Colaboración con la comunidad

Ledesma colaborará con acciones por más de $2,5 millones para reforzar el trabajo del Hospital Orías y los hospitales de campaña. Ello incluye un grupo electrógeno nuevo para la institución, tubos de oxígeno, ibuprofenato hipertónico que Ledesma trasladó especialmente desde Córdoba para pacientes de mediana complejidad, y medicamentos para entregar a los pacientes en domicilio con síntomas leves.
Además, la empresa contrató a dos médicos y dos enfermeras para prestar servicios en el hospital, y también cubrirá su alojamiento y comida.

Entre las nuevas donaciones efectuadas, también se destacan las 300 máscaras 3D para protección facial, realizadas con las impresoras del Programa de Innovación y Tecnología que lleva adelante el área de Relaciones con la Comunidad de Ledesma. Las máscaras se entregaron al Hospital Oscar Orías y a los centros de atención primaria de salud de la región.

Ante el crecimiento de los casos positivos en Libertador, Ledesma desea recordar que a todas las acciones que están llevando adelante la empresa y otras instituciones, es necesario sumar la responsabilidad individual de cada jujeño, de manera que el cuidado colectivo se complemente con el de cada uno para sí mismo y para los demás. En la medida en que disminuya la circulación comunitaria del virus, también será más factible reducir los contagios entre los trabajadores.