26 septiembre, 2020

Coronavirus: Argentina, con una de las cuarentenas más largas del mundo, según Le Monde

El diario francés destaca la temprana reacción del gobierno y la poca cantidad de casos frente a países vecinos. Pero subraya el impacto en una economía en crisis.

En un largo artículo, el diario francés Le Monde pone la lupa sobre la epidemia de coronavirus en nuestro país con un título sombrío: «Argentina: la pandemia golpea a una economía que ya está al final de su cuerda«. No solo destaca los embates del virus sobre la realidad nacional, también subraya la «longitud» de una cuarenta eterna, a la que describe como «uno de los confinamientos más largos».

El artículo firmado por Aude Villiers-Moriamé arranca con una descripción de la la Avenida Sáenz, que «casi ha recuperado su flujo habitual de automóviles, peatones y autobuses, que hacen el viaje de ida y vuelta entre la capital y sus suburbios, ubicado a unos cientos de metros de distancia.»

La gente va envuelta hasta la nariz, destaca el periodista y cuenta la urgencia de los vecinos de Nueva Pompeya por aprovechar la reciente reapertura de las llamadas tiendas «no esenciales» en este popular distrito del sur, de la capital

«Bazares, jugueterías y tiendas de ropa… Todos pudieron levantar el telón nuevamente el 20 de julio, después de cuatro meses de cierre casi total, con la excepción de una quincena a fines de junio. En el contexto de la crisis económica y social que ha afectado a Argentina desde 2018, este cierre forzado ha sido difícil. Algunos no se recuperaron», dice Le Monde y cita a un porteño, Ariel, «que no quiere dar su apellido, dueño de tres marroquinerías en la ciudad, que tuvo que cerrar uno de los comercios en junio y está considerando cerrar un segundo»

La pandemia de coronavirus ha obligado a Ariel a renovarse: sus productos insignia ahora son máscaras, hechas de restos de tela, que vende por 100 pesos cada uno (menos de un euro), cuenta.

Frente a la Covid-19, Argentina reaccionó rápidamente, destaca Le Monde. Y recuerda que desde el 20 de marzo, Alberto Fernández colocó todo el territorio en confinamiento obligatorio, y esto mientras el país solo tenía ‘cien casos positivos.

«Esta capacidad de respuesta explica en parte el bajo número de víctimas humanas: unos 220.600 casos, incluidas 4.106 muertes registradas el 5 de agosto, en comparación con sus vecinos brasileños o chilenos», escribe el diario bajo el subtítulo de «Uno de los confinamientos más largos».

La contención sigue vigente en Buenos Aires y sus suburbios, agrega, pero se ha ido relajando gradualmente, permitiendo que la mayoría de los sectores económicos reanuden su actividad.