13 julio, 2020

Banderazo y protestas en todo el país contra la expropiación de Vicentin

La movilización fue convocada por productores agropecuarios, sectores de la oposición e independientes ante el anuncio de expropiación de la empresa cerealera Vicentin y tuvo su primera expresión en la localidad de Sinsacate, en el norte de Córdoba, y continúa ahora en Avellaneda, provincia de Santa Fe.

De acuerdo a la convocatoria hecha a través de las redes sociales y comunicados de los distintos sectores, se prevé que la manifestación se extienda en 70 localidades de todo el país, con epicentro en Avellaneda, donde se encuentra la sede de la empresa exportadora de granos.

La manifestación incluye el tránsito de tractores y camiones, así como autos particulares y personas a pie con banderas argentinas.

Mientras tanto en la ciudad de Buenos Aires, manifestantes se concentraban en el Obelisco porteño en el marco del «banderazo» convocado para rechazar la posible expropiación de la cerealera Vicentin.

Un centenar de personas a pie y una caravana de automóviles con banderas argentinas protestan en el microcentro porteño con una pluralidad de consignas que van desde el conflicto por Vicentin hasta el rechazo al aislamiento social frente al coronavirus.

En tanto, en los barrios de Belgrano, Núñez y Recoleta se registraron algunos «cacerolazos» y bocinas de automóviles, como parte de la protesta.

La protesta contra la posible expropiación de Vicentin tenía esta tarde su continuación en la ciudad de Buenos Aires con un nuevo «cacerolazo» y movilización en automóviles tocando bocina.

El ruido de las cacerolas y las bocinas se sentía en las zonas de Recoleta, Belgrano y Núñez, según supo NA, en coincidencia con la protesta que llevan a cabo productores agropecuarios en distintas localidades del interior del país.

La intervención de Vicentin fue anunciada por el Gobierno pero puesta en duda en las últimas horas, tras un fallo judicial y gestiones por parte del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

En los últimos días, se sumaron consignas a la protesta referidas a la «defensa de la propiedad privada» y los «derechos individuales», entre otras.