13 julio, 2020

“La vida no se mide en años, tampoco en días ni en horas. Se mide en momentos”

Micro-momentos es una estrategia de negocios que fue denominada de esta forma por Google hace ya varios años y que hoy es tendencia.

¿Cómo es relevante esta estrategia de negocios hoy mismo y podríamos aplicarlo a nuestros emprendimientos?
Para empezar, las personas vivimos momentos a través de un dispositivo móvil. Por ejemplo, vivimos el momento de querer hacer actividad física en nuestras casas y buscamos por internet aplicaciones de entrenamiento o videos de rutinas por Instagram o por otras redes sociales. Lo mismo sucede cuando queremos renovar un artefacto y buscamos nuevos productos para comprar o cuando buscamos consejos sobre cómo realizar determinadas tareas o encarar situaciones. Estos son unos de los tantos ejemplos que se encuentran en nuestra realidad y que vivimos todos los días sin darnos cuenta. Hace tiempo ya que empezamos a digitalizarnos y naturalizamos estas situaciones. Estamos yendo a buscar respuestas a Google/Yahoo o el buscador que utilicemos, y deseamos una respuesta inmediata y en tiempo real. De hecho, esto se reforzó aún más con la pandemia.
En este contexto, se podría decir que aumentaron los “micro-momentos”. Es decir, hay una mayor cantidad de tareas y acciones para realizar a través de un dispositivo móvil y las necesidades del consumidor cambiaron. Aquí es donde hay un espacio de oportunidad para las personas que deseen rediseñar su negocio o buscar la continuidad del negocio.
¿Qué necesita hacer de formar diferente nuestro cliente/consumidor/audiencia?¿Qué piensa y qué siente en este contexto? ¿En qué momento de su vida se encuentra? ¿En qué espacio podés sumar valor?¿Cómo tu producto/servicio puede insertarse nuevamente en la vida del cliente?
Estas y más preguntas son algunas de las que los que quieren innovar suelen hacer. Apelar a esta estrategia de micro – momentos podría ser de gran utilidad.
Para los emprendedores que recién inician, una estrategia de marketing clave sería cambiar el tono del mensaje. Es decir, crear contenido que alivie la ansiedad y promueva la solidaridad ayudaría a tu marca/negocio a empezar a posicionarse. En esta misma línea, se recomienda que encuentren formas en las que el producto o servicio pueda ayudar a tu marca a responder ante la crisis, como por ejemplo iniciativas de donación u ofrecer ciertos productos gratuitos a personal médico. Las personas recuerdan la actitud de las marcas y su acto benéfico en tiempos de crisis. Para los que ya estaban emprendiendo y no se busca rediseñar el producto ni servicio, se recomienda buscar conexiones con otros rubros que les permita vender más y estrategias de publicidad y ventas en cada red social y ver cómo insertarse nuevamente en algún micro-momento del cliente. En ambos casos es esencial seguir capacitándose y adquirir nuevas herramientas y conocimientos de tecnología.