El hecho ocurrió el último jueves en horas de la tarde. Un hombre se comunicó con personal policial de Seccional N° 51 (ubicada en barrio 18 de noviembre), donde informaba que su ex pareja se encontraba fuera de su domicilio causando destrozos.

Los efectivos policiales llegaron hasta el lugar y observaron que la mujer de 33 años se encontraba arrojando piedras al inmueble, destrozando vidrios y otros daños. Posteriormente fue demorada y trasladada hacía la dependencia policial. Así mismo, el propietario radicó la denuncia correspondiente.