La columna de cientos de mineros con trajes naranja y sus característicos cascos amarillos, alcanzó casi dos cuadras de longitud, y llegó pasada la una de la tarde a Casa de Gobierno.

El principal reclamo refiere a la falta de control en las medidas de seguridad dentro del socavón. Según indican, la empresa está descuidando la seguridad de lo mineros, lo que pone en riesgo su vida.

Los mineros rechazan además el maltrato que dicen recibir desde la gerencia de la empresa. Enfatizan en que es un trato «denigrante y abusivo».

La medida fue convocada por la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Seccional Mina Aguilar, y está previsto que tomen la palabra dirigentes gremiales, delegados, exmineros y familiares.