Los trabajadores del volante, en reunión con autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación, encabezados por Guillermo Dietrich, decidieron aceptar el ofrecimiento del gobierno Nacional, y levantaron la medida de fuerza prevista para mañana. Por este motivo es que mañana el servicio será normal.