La crisis económica parece no tener fin y golpea en particular a Palpalá, donde a los cientos de puestos de trabajo perdidos en los primeros meses del año, se ponen en riesgo los casi 200 que ocupa la emblemática acería palpaleña.

La firma perteneciente al empresario Sergio Taselli, acusado de vaciamiento de varias empresas adquiridas, presento ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia el pedido de un preventivo de crisis que es requisito previo para poder realizar despidos o suspensiones de magnitud y que además permite que la firma pague el 50% de las eventuales indemnizaciones. 
El ultimo antecedente de un pedido de preventivo de crisis también sucedió en la ciudad de Palpalá con otra importante firma: Fundición Aguilar, de la multinacional Glencore. Y, si bien la firma termino pagando el 100% de las indemnizaciones luego de marchas realizadas por los obreros, casi 200 trabajadores perdieron su puesto, en un escenario de creciente crisis de empleo.

Quien nuevamente manifestó su preocupación por la situación de los trabajadores fue el concejal del PTS en el Frente de Izquierda, Julio Mamaní, quien además fue obrero de delegado de Aceros Zapla hasta que asumió su banca en el concejo: “Lo primero que planteamos desde que asumimos en el concejo deliberante es la crisis de empleo en Palpalá, y una de las mayores preocupaciones fue la de Zapla, donde a las prácticas habituales de vaciamiento de Taselli se suma la crisis económica provocada por las políticas del gobierno. Lamentablemente el oficialismo veto nuestra ordenanza que prohibía los despidos y suspensiones por dos años y el PJ se dio vuelta y apoyo el veto de Palomares. Ahora son los trabajadores los que pagan las consecuencias”.

Asimismo, Mamaní señalo que “El sindicato debería urgente convocar a una asamblea para informar a todos los compañeros y definir los pasos a seguir, no se puede repetir la situación de Fundición Aguilar. Como siempre desde el PTS y el Frente de Izquierda ponemos nuestras bancas a disposición de lo que decidan los compañeros, con los que compartí años de trabajo. Es importante que las centrales sindicales terminen con la parálisis actual porque todos los días nos enteramos de despidos, en la industria, el comercio o la construcción, mientras los sindicatos solo se encargan de gestionar las indemnizaciones en vez de frenar los despidos. Espero que en Zapla no se siga ese camino”.

Según informaron los trabajadores, el miércoles próximo se realizaría la primera audiencia en el Ministerio de Trabajo.

Fuente: La Izquierda Diario