Ocurrió en Salta.Los animales perecieron por el vuelco del camión que los transportaba. Ocurrió a mitad de semana en la ruta 5 de la provincia vecina y hasta ayer nadie tomó cartas en el asunto.

Cual si fueran las imágenes de una película «maldita», un tramo de la ruta provincial 5 quedó convertido en un «cementerio de vacunos». El vuelco de un camión causó la muerte de unos treinta novillos y la osamenta de los animales permanecía hasta ayer, provocando con ello foco infeccioso de tremenda magnitud.

Esto generó honda preocupación entre los habitantes de la zona y voces de protesta por parte de los conductores de vehículos que a diario transitan por esa red caminera que desde el pueblo de Pichanal conduce a Rivadavia Banda Sur y a los departamentos Anta y Metán, en el sur de la provincia de Salta.

En ese lugar, entre la noche del martes y la madrugada del miércoles se produjo el vuelco de un camión jaula que transportaba más de 100 vacunos desde una finca norteña. Como consecuencia del siniestro vial murieron alrededor de treinta animales. El episodio se produjo en el kilómetro 185, cerca del pueblo de Martínez de Tineo.

Con la ayuda de lugareños, el conductor del transporte pudo estabilizar el acoplado que no resultó con daños de consideración. Luego de sacar los animales muertos y los que no podían mantenerse en pie por estar gravemente heridos, el camionero decidió continuar el viaje con destino a la provincia de Córdoba.

La banquina de la ruta quedó sembrada de cadáveres y con el correr de las horas las osamentas comenzaron a atraer a cuervos, caranchos y otras aves de rapiña. Para participar del banquete llegaron también los perros de los campesinos de la comarca. En medio de este festín el ambiente se fue invadiendo con los olores nauseabundos, los que se mantenían hasta ayer porque ninguna autoridad tomó cartas en el asunto.

Las altas temperaturas, que superan lo 40 grados de calor en el verano, provocaron la rápida descomposición de los animales muertos. Cabe remarcar que se trata de la zona más calurosa de la provincia de Salta, y esto se debe a que por allí pasa el Trópico de Capricornio. Por la estratégica ubicación de la línea imaginaria de este paralelo del Hemisferio Sur, los rayos solares caen verticalmente sobre el suelo en el instante en que se produce el solsticio de diciembre.

FUENTE: EL TRIBUNO DE SALTA