Horas después de que la madre de una niña wichi de 13 años haya denunciado al tío de la víctima de haberla abusado sexualmente, en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal le practicaron la ILE (Interrupción Legal del Embarazo).

El pasado sábado se dio a conocer que la niña, de la comunidad El Cañaveral, habría quedado embarazada y tendría 11 semanas de gestación,  llegó al nosocomio de la localidad norteña y tras manifestar su deseo de interrumpir el embarazo, la doctora a cargo atendió a la paciente y la intervino para interrumpir con el embarazo.

Así lo confirmó anoche Campaña por el Derecho al Aborto -Salta que escribió en su página oficial de Facebook: “Cada año la estadística de embarazo infantil forzado crece en Salta, Tucuman, Santiago del Estero, Corrientes. Hoy una niña wichi violada ejerció su derecho a la Interrupción Legal del Embarazo”.

FUENTE: EL TRIBUNO DE SALTA