¿Cuáles son los síntomas?

El hantavirus se incluye dentro de los sindromes febriles. Los síntomas inician como una gripe con fiebre, gran decaimiento, dolores musculares y catarro.

Posteriormente, baja presión arterial, taquicardia brusca e incremento de temperatura. En algunos casos suele producir también gastroenteritis con vómitos, generalmente acompañada por diarreas.

Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria, que puede agravarse produciendo lo que se conoce como «síndrome cardiopulmonar por hantavirus», que si bien es poco frecuente puede llevar a la muerte si no es tratado a tiempo.

Tratamiento

No existe tratamiento específico.

Aquellos pacientes con síndorme cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

Medidas de prevención

<<Antes de radicarse en una casa o cabaña no habitada, ábrala y ventílela al menos una hora. Inspeccione si hay roedores.

<< Si se encuentra un roedor vivo, no intentar capturarlo. Si el roedor está muerto rociarlo con lavandina al 10% (1 parte de lavandina en 9 partes de agua fría) y recogerlo en doble bolsa utilizando ésta como guante, junto con todo lo que haya podido estar en contacto y enterrarlo lo más profundo posible o quemarlo.

<< Limpie con guantes de goma gruesos, debiendo éstos lavarlos, aún puestos, en una solución con detergente y otra con desinfectante.

<< Humedezca con bastante agua antes de barrer y limpie con paño humedecido con solución clorada, superficies, artefactos y muebles.

<< Si duerme en el exterior, examine el sitio que va a ocupar por si existen excretas o madrigueras.

<< Evite dormir cerca de piladeros de madera o áreas de basura que puedan ser frecuentadas por roedores.

<< Evite dormir en el suelo sin protección. Use colchonetas a 25 centímetros del suelo.

<< Entierre o queme toda la basura.

<< Mantenga limpio el sitio de acampar.

<< Consuma agua hervida o clorada si no es potable.

<< No coloque bolsas de dormir en suelos donde observe heces, madrigueras, basureros o pilas de maderas.

<< No dormir directamente sobre la tierra.

<< Guardar la comida en recipientes bien sellados.

<< Quemar, enterrar o colocar en contenedores cubiertos, toda la basura o restos de comida.

<< Usar únicamente agua embotellada, clorada o hervida, para beber, cocinar o lavar la vajilla.

<< No llevar a la boca pasto o palitos recogidos del suelo.

FUENTE: EL LITORAL