Hoy el intendente de Palpalá, Pablo Palomares, vetó por decreto municipal Nro 1136/18, la ordenanza n° 1261/18 aprobada en el día de ayer por el Concejo Deliberante, en sesión ordinaria n°25/18, que “prohíbe los despidos y suspensiones por el plazo de dos años, tanto para los trabajadores del sector público como del privado”.
Palomares aclaró que “nadie desea que existan despidos, justamente desde la comuna venimos trabajando bajo el “Plan de Contingencia Jujuy Asiste y Reactiva”, impulsado por el Gobierno de la Provincia, para la reactivación del sector privado y productivo. Realmente existen herramientas acordes y para acompañar al sector, y evitar así la pérdida de fuentes de trabajo”.
Además sostuvo que “con gran preocupación, tomo conocimiento de esta ordenanza, la cual es anti constitucional, atenta contra la leyes del trabajo, y le atribuye al Municipio facultades que no posee”
“El ejecutivo no puede intimar al sector privado, a que no se despida o multe a un trabajador, no se encuentra en nuestras facultades. Tampoco puede determinar su funcionamiento y accionar”.
Así mismo, el intendente palpaleño solicitó a los concejales que “sean más responsables y conozcan en mayor profundidad la carta orgánica, las facultades que tenemos y las que no”.
Por ultimo invitó a los ediles y al sector privado,” a sumarse y trabajar juntos, con las herramientas existentes. Nadie quiere despidos, la preocupación es compartida, pero en esta tarea de responsabilidad que me compete, es mi deber vetar esta ordenanza, por su incompatibilidad jurídica, con respecto a nuestras atribuciones y facultades.