El Fray Honorato Pistoia será el epicentro donde se reunirán las grandes glorias de Juventud Antoniana y Altos Hornos Zapla, quienes participarán de una movida solidaria y jugarán un amistoso el domingo 8 de julio, a partir de las 9.
No es la primera vez que se organiza un evento de estas características en el cual los fanáticos del fútbol, sobre todo del santo, tendrán la oportunidad de ver en acción a sus ídolos, o en algunos casos admirar por primera vez a jugadores que hicieron historia en club de Lerma y San Luis.
“Esto nació de un grupo de exjugadores de Juventud que nos venimos juntando desde hace dos años, somos categorías 74, 75 y 76. Hicimos varios encuentros en Cafayate y en otras parte del interior y en capital”, dijo Guillermo Burich, exdefensor santo y uno de los organizadores.
A diferencia de otros años, en esta oportunidad se ampliará el rango de edades: “Los muchachos de Zapla plantearon que podríamos ampliar las edades e incluir hasta 55 años, que estarán divididos por dos categorías”, explicó el Loco Burich y agregó: “Me pareció muy importante y significativo volver a reencontrarse con gente que marcaron historia en clubes tan importantes como Zapla y Juventud”.
La idea de los organizadores es muy clara, no solo tiene un lado solidario también es para que “los grandes ídolos vuelvan a sentirse como en aquellas épocas”, remarcó Burich.
Un total de 120 exjugadores jugarán el amistoso (60 por club). Entre los grandes exponentes antoniano estarán, Guacha Flores, Puma Garnica, Panza Mamaní, Pipilo Gutiérrez y José Valdiviezo, entre otros.
El merengue también contará con la presencia de figuras reconocidas en el ambiente futbolístico, como por ejemplo: Palito Sosa, Pollo Tejeda, Horacio Zingariello, Ángel Cerdán.
“Está estipulado que se jueguen dos partidos, en dos tiempos 35 minutos. En el primero estarán los menores de 45 años y en el otro los mayores”, precisó el organizador.
Después del partido compartirán un asado de camaradería y luego se les entregará diplomas y trofeos.
“Todo se va a hacer en el club, ya tenemos la autorización de los dirigentes”, aseguró el exdefensor.
“La idea es que vaya la gente a ver a exjugadores que marcaron leyenda en sus clubes. Y, por otro lado, hacerlos sentir grandes en la nueva historia del club. Que la gente vuelva a ver a sus ídolos dentro de un campo de juego”, expresó motivado Guillermo Burich.
A su vez, el encargado de estar al frente de la organización, aclaró: “Será un encuentro solidario, ya está establecido, no se cobrará entrada, la gente que asista tiene que llevar un alimento no perecedero o prendas que no use. Lo recaudado se donará al hogar de ancianos Cristo Rey o a una entidad de bien público”.
La meta también está puesta en “confraternizar y compartir, dejar de lado la rivalidad de las hinchadas, que volvamos a compartir como antes”, concluyó Burich.

Fuente: El Tribuno de Salta