El fallo fue por unanimidad por el crimen de Fernando Pastorizzo. El Tribunal de Gualeguaychú la halló culpable de homicidio calificado por la relación de pareja.

La Justicia de Gualguaychú condenó a la joven Nahir Galarza a “prisión perpetua” por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo, ocurrido en diciembre pasado en esa ciudad del sur entrerriano.

La joven de 19 años, quien no estuvo en el tribunal en el momento de la sentencia, fue considerada por “unanimidad” como culpable de “homicidio agravado por el vínculo de pareja” con la víctima.

El tribunal consideró acreditada la relación de pareja, dando por tierra con el argumento de la defensa, la igual del argumento de que existió violencia de género, aunque no dio por probado que existió alevosía en el asesinato.

Fuente: Noticias Argentinas