Luego de idas y vueltas ayer por la noche la dirigencia de Unión Villa Krause se comunicó con el presidente de Altos Hornos Zapla, Miguel Taritolay, para proponerle adelantar el partido para el viernes a las 21.30, cuando estaba estipulado para jugarlo el sábado, y finalmente el titular “merengue” negó ese pedido aduciendo la falta de tiempo para la logística en un viaje de 15 horas y por eso finalmente se acordó disputar la revancha de la Tercera Etapa de la Reválida del Federal A el sábado a las 16 en “El Templo” de Trinidad. Recordando de que el estadio del “azul” y el “Bicentenario” están inhabilitados. El plantel esta tarde a las 16 efectuará la primera práctica de fútbol de la semana donde el entrenador Horacio Zingariello podrá volver a contar con Abello y Villagra, pero aguardará por una posible recuperación de Chávez que ayer entrenó diferenciado al no superar el microdesgarro. No será fácil el armado del equipo luego de la bajas de Villanueva y Lillo que fueron expulsados en el duelo de ida donde los palpaleños ganaron 2 a 1. Además hoy se podría abonar parte de la mora salarial tras una reunión de los directivos con el grupo de jugadores.