Así lo manifestó el intendente Pablo Palomares refiriéndose al conflicto que lleva a cabo con empleados del corralón municipal, adheridos al SEOM Palpalá

, quienes llevan a cabo un paro indeterminado desde días atrás. “Debido a que llevamos varios días del paro injustificado del SEOM Palpalá, hemos solicitado al Ministerio de Trabajo que dictamine la conciliación obligatoria, que comenzó a regir a partir de hoy” afirmó el jefe comunal quien se mostró molesto por las medidas de fuera “le pedimos a los empleados que reflexionen y levanten la medida porque no podemos justificar el capricho sin sentido, cada pedido se cumplimentó, de hecho tengo ropa para entregar y no se puede justamente por el paro.   Con el tema de la vestimenta,  es la segunda vez en el año que se entrega, no hay fundamento para el paro. Tenemos que en conjunto levantar a la ciudad, insisto, esto no afecta al municipio, sino a la ciudadanía” concluyo el intendente.